SharePoint

Juan I. Camargo Nassar toma protesta como Rector


En el marco del 45 aniversario de la fundación de esta casa de estudios, el maestro Juan Ignacio Camargo Nassar rindió protesta esta tarde como rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez para el periodo 2018-2024.

En una ceremonia solemne del Consejo Universitario, a la que asistieron los representantes de los diferentes niveles de gobierno; municipio, estado y federación, y de la comunidad universitaria y sociedad juarense, el rector saliente, Ricardo Duarte Jáquez, tomó la protesta al maestro Camargo Nassar.

En su mensaje a toda la comunidad, el maestro Camargo Nassar dijo que asumía el cargo de rector como el más alto honor al que un universitario puede aspirar e hizo un llamado a que se vea a la UACJ como el mayor valor de la ciudad y de la región, pues la universidad no es sólo edificios, sistemas, aulas, laboratorios o estadísticas. La universidad es el espacio donde se forman almas y se templa el espíritu de los futuros ciudadanos de este país, que son, a la vez, parte de la ilusión y el proyecto de miles de familias.

Dijo que convocaba también a las agrupaciones sociales, empresarios, a las familias, a las autoridades e instancias de gobierno para que cada quien desde su circunstancia se sume a un ejercicio colaborativo con el que se dará contenido a una nueva propuesta para redimensionar la misión y visión de la institución, que se iniciará de inmediato y se llamará: UACJ Visión 2040.

Afirmó que se tenía conciencia de que el futuro se construye hoy e hizo un llamado para que todos colaboren en la construcción de escenarios, en generar tendencias para garantizar la calidad de la educación superior para muchas generaciones más.

“De ese tamaño es el desafío, de esa dimensión es el compromiso”, dijo el nuevo rector de la UACJ.

Manifestó que asumía como rector consciente del compromiso y que lo desempeñaría con inteligencia, dedicación y pasión para mantener los logros que se han alcanzado con el trabajo de todos.

Agregó que encabezará una rectoría que se conducirá con vocación universitaria y que se distinguirá por la honestidad y transparencia en el manejo de los recursos. También que tendrá el compromiso de generar esquemas de inclusión, equidad, responsabilidad social, pluralidad y donde la rendición de cuentas no será solo por el cumplimiento de la ley, sino una norma de todo universitario.

Afirmó que a partir de esa visión se dará contenido al Plan Institucional de Desarrollo 2018-2024, el cual tendrá directrices muy claras: una universidad innovadora, ordenada, responsable, con acreditación de su calidad académica y una institución con sentido humano, sensible al entorno y que consolide el liderazgo que siempre ha tenido la comunidad juarense.

Expresó también en su mensaje que “me interesa mucho que nos quede claro. La esencia de la UACJ está en su dinámica académica, por lo tanto, que la administración central se entienda como una estructura de apoyo a la docencia, la investigación y extensión”.

Hizo un reconocimiento al trabajo realizado por su antecesor, Ricardo Duarte Jáquez y el de todos los ex rectores que en estos 45 años de vida de la UACJ han logrado que la universidad sea una institución consolidada.

Agradeció a toda su familia por el apoyo incondicional que le ha brindado en su caminar por la universidad a la que amaba y a la que le debía tanto.

En esta ceremonia solemne, Ricardo Duarte Jáquez rindió su sexto y último informe de gobierno como rector de la UACJ, en el que destacó los avances que la institución ha logrado en la calidad académica, en la investigación, en la promoción de la cultura y el arte y al impulso que se ha dado a la práctica deportiva.

Se refirió al esfuerzo que realizó la administración que encabezó para lograr un crecimiento en la matrícula, la creación de nuevos programas educativos, en la construcción de más y mejores edificios para la mejor formación de los estudiantes.

Hizo mención a las becas y a los servicios que ofrece la universidad, como el Indiobús, por ejemplo, para el bienestar de los estudiantes, que son la razón de ser de la universidad.

En la ceremonia que se llevó a cabo en el teatro Víctor Hugo Rascón Banda del Centro Cultural Universitario, el alcalde Armando Cabada y el gobernador del estado, Javier Corral, hicieron un reconocimiento a la labor que ha realizado la universidad en la formación de profesionistas que impacta en el beneficio de la comunidad y ofrecieron su apoyo al nuevo rector.

Por su parte, el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, quien tuvo la representación del presidente Enrique Peña Nieto, dijo que el caso de la UACJ era un ejemplo digno de encomio porque a 45 años de su fundación es ahora la mejor institución de educación superior de la región.

​Mensaje del Lic. Ricardo Duarte Jáquez, Rector de la UACJ, con motivo del VI informe de actividades​


Este día tenemos un doble motivo para festejar: hoy se cumplen cuarenta y cinco años de la fundación de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez; y nuestra Universidad sobresale, a nivel regional y nacional, por sus resultados, los cuales han sido posibles gracias a la dedicación y al trabajo académico de la comunidad universitaria; hoy, podemos celebrar que la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez ha alcanzado una etapa de consolidación institucional.​

Desde el 2012, la matrícula ha acumulado un crecimiento del 24% y actualmente, contamos con una matrícula de 32 110 estudiantes en 90 programas de pregrado y 48 programas de posgrado atendidos en cuatro institutos y las tres divisiones multidisciplinarias. ​

Como hechos relevantes de esta administración deseo resaltar:

  • Se aprobó la creación de 12 programas de licenciatura, 11 de maestría y 3 de doctorado;

  • Se realizó la actualización curricular de 49 programas, incluyendo todos los de ingeniería, anticipando las exigencias de la acreditación internacional;

  • Desarrollamos un modelo propio para la enseñanza del inglés, basado en la promoción de las competencias comunicativas;

  • Se atendieron 44 procesos de acreditación y reacreditación de los programas educativos;

Con los excelentes resultados de nuestros egresados en el Examen General para el Egreso de Licenciatura se logró que 9 programas académicos se registraran en el padrón de alto rendimiento académico del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior;

Logramos que 43 de los 48 programas de posgrado ingresaran al Padrón Nacional de Posgrados de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología;

Contratamos 190 nuevos Profesores de Tiempo Completo y 72 profesores de medio tiempo. La planta docente llegó a 928 Profesores de Tiempo Completo, 107 de medio tiempo y 38 de asignatura; por primera vez en la historia de la Universidad, más de la mitad de los profesores tienen doctorado; somos la institución con más miembros del SNI en el Estado de Chihuahua; dos terceras partes de los profesores cuentan con el perfil deseable reconocido por la SEP; somos la universidad con la mayor proporción de cuerpos académicos consolidados y en consolidación en el país; además, en correspondencia a los esfuerzos de nuestros profesores de honorarios, en 2017 se registró para ellos un incremento salarial del 14.7%.​

En el área de investigación, creamos el Programa Institucional de Investigación Aplicada para la Vinculación con el Entorno y la Atención a Problemas Específicos; y registramos la Oficina de Transferencia Tecnológica y Propiedad Intelectual ante la Secretaría de Economía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.​

Estos logros, no son resultado de decisiones individuales ni proyectos personales. En la Universidad la constante ha sido el trabajo en torno a planes institucionales, resultado de acuerdos para lograr la superación académica y el vigor de nuestra vida colegiada, representada en las sesiones regulares del Honorable Consejo Universitario, del Consejo Académico, de los consejos técnicos, de las comisiones y las academias. Ahí es donde convergen las diferentes expresiones de la vida universitaria para encontrar un cauce institucional adecuado. ​

Nuestra prioridad en la administración fue brindar apoyo al alumnado y sus familias mediante facilidades y becas, para que ningún estudiante se viera obligado a abandonar sus estudios por razones económicas. Durante los seis años las cuotas de inscripción y colegiatura se mantuvieron sin incrementos, puesto que desde 2016 el H. Consejo Universitario autorizó estimular el pronto pago a través de descuentos y reducciones de adeudos a los alumnos; también, se mantuvieron las becas académicas, socioeconómicas y especiales, de hecho, este año las exenciones de pago representaron 50% de los ingresos por cuotas, con un costo de $124 millones de pesos.​​

Por su parte, los recursos propios se han dirigido a acciones de impacto directo a los estudiantes, como la operación de las Coordinaciones de Orientación y Bienestar Estudiantil, las Unidades de Atención Médica Inicial, las estancias infantiles y el transporte escolar.​

Por medio de las dependencias correspondientes, a nivel central y en los institutos y divisiones, mantuvimos la prestación de diversos servicios a los estudiantes (cursos de inducción, orientación psicopedagógica y de salud, reconocimiento al talento y al desempeño integral), gracias a una aplicación en línea simplificamos los trámites de las becas socioeconómicas; se mejoró la atención de los hijos de los estudiantes en las estancias infantiles, que ahora son gratuitas, con nuevos planes de trabajo, mejor alimentación y equipamiento; se incrementó el uso del indiobús, que incluye al Valle de Juárez, beneficiando a más de 6 mil estudiantes por semestre; y se descentralizaron los trámites relacionados con el servicio social. Actualmente, 4984 universitarios realizan su servicio social en 550 proyectos, que benefician a dependencias de los tres niveles de gobierno y a las asociaciones civiles. ​​

Continuando con el tema de la atención a las necesidades de los alumnos, hace 2 años y medio fue necesario reestructurar y tomar decisiones en el área de deportes, a fin de incentivar el deporte interior y dar mejores condiciones de uso de la infraestructura a todo el estudiantado, sin costo adicional. ​​

Por lo tanto, se realizaron diferentes acciones de mantenimiento y apertura de espacios para la práctica deportiva, promoviendo la asistencia a las dos albercas universitarias a través del bono deportivo y ofreciendo transporte para unir los Institutos al complejo deportivo de El Chamizal; logrando alcanzar la máxima capacidad en nuestros dos gimnasios.​

En este rubro, nuestro logro más importante fue la ampliación de los torneos tradicionales y el inicio de nuevas ligas deportivas universitarias. La renovación del equipo de ajedrez y la implementación de clases de box, spinning y tenis dentro del complejo deportivo. En nuestra liga de futbol tenemos en promedio 500 alumnos participando cada semestre, es la liga más numerosa de nuestra institución junto con la de Boliche y la de Softbol. Se recuperó la práctica del futbol americano y somos bicampeones locales.​

Se implementaron tres carreras conmemorativas hacia el interior de los institutos, más la tradicional carrera de aniversario, en la que hemos logrado la asistencia de 5800 y 6200 participantes en las dos últimas ediciones.

Toda esta renovada actividad refleja el interés de la comunidad por la práctica deportiva, lo que motivó el incremento de los equipos representativos en nuevas disciplinas y explica por qué, la Universidad, se mantuvo entre las primeras diez instituciones en el medallero de las Universiadas nacionales. ​​

Durante esta administración se invirtió en infraestructura tecnológica y en el desarrollo de sistemas para apoyar los procesos académicos y de gestión, ejemplos de lo anterior son la renovación del equipo de cómputo al servicio de los estudiantes;  las inscripciones en línea más eficientes; la agilización de la red inalámbrica; la migración de toda la documentación de los alumnos que facilita la consulta electrónica; así como la creación de Conecta UACJ, una plataforma de colaboración y comunicaciones unificadas.​

De un impacto más directo en las funciones sustantivas, sobresale el desarrollo del Repositorio institucional; el Diplomado en incorporación de herramientas de TIC, para el apoyo de la función docente; la migración de la plataforma Institucional de educación a distancia, Aula virtual, a la nube de Microsoft; y el equipamiento en todos los Institutos y Divisiones multidisciplinarias con infraestructura de videoconferencia.

Además, se concluyó la instalación de fibra óptica, desde el Centro de Datos hasta la División Multidisciplinaria de Ciudad Universitaria, con el propósito de que dicho campus sea parte integral del anillo de fibra óptica de la Institución; también, se migraron las divisiones multidisciplinarias de Cuauhtémoc y Nuevo Casas Grandes a un esquema que las comunica de manera directa con los campus de Ciudad Juárez.​

Conscientes de la importancia de la vinculación, implementamos proyectos con el objetivo de impactar directamente en la calidad de vida de los juarenses, entre los que destacamos el Centro de Lenguaje y Aprendizaje, en el que conjuntamente con la Fundación Colabora, hemos atendido gratuitamente a 469 menores con necesidades educativas especiales. De igual manera, en colaboración con la Universidad de Texas y el Consulado General de México en El Paso, entre otras instancias, consolidamos el proyecto "Cultivando Valores", que tiene como objetivo fomentar los valores de respeto, honestidad y justicia en niños y niñas en ambos lados de la frontera. ​

En la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez hemos consolidado sólidas relaciones colaborativas con el sector productivo. Implementamos los primeros dos programas de formación dual en la historia de la institución, al iniciar en 2017 dos pregrados en la empresa Flextronics. ​

Con el objetivo de contribuir a la formación integral de nuestros estudiantes, se firmaron convenios para ampliar las sedes de las prácticas profesionales, de esta manera más de 4500 estudiantes han realizado prácticas profesionales en empresas, instituciones, organizaciones sociales y dependencias de los tres niveles de gobierno. También, gestionamos que se otorgue una compensación económica a los estudiantes, por lo que en total se han distribuido $110 millones de pesos por prácticas profesionales, en beneficio de estudiantes y sus familias.​

Gracias a su buen nivel, más de 75 de nuestros estudiantes se destacaron en la solución de problemas en diversas empresas, al grado de ser premiados y recibir ofertas de empleo. En el mismo sentido, para diversificar las opciones laborales del estudiantado, priorizamos el desarrollo de una cultura de emprendimiento y responsabilidad social. Como parte de esto, más de 5300 estudiantes participaron en talleres, convocatorias y competencias, entre las que destacamos la convocatoria Vive con Ciencia y el INC.Monterrey.​

La difusión cultural y la divulgación científica se mantuvieron como ejes prioritarios de esta administración, destacando la actividad de los grupos representativos que conforman una oferta cultural que incluye la temporada de Conciertos de la Orquesta Sinfónica, los eventos de la Orquesta Juvenil y el desarrollo de nuestra Orquesta Infantil Revolución UACJ/Esperanza Azteca, la presencia del Mariachi, nuestros grupos de Jazz,  teatro y demás grupos representativos, para deleite y apreciación de la comunidad universitaria y juarense.​

En el impulso a la cultura destaca el esfuerzo de rehabilitación del Centro Cultural de las Fronteras, espacio cedido en comodato a nuestra institución, el cual contó con inversiones federales y propias en tres etapas. Actualmente cuenta con librería, galería, sala de cine, cafetería, espacios para bellas artes y un Centro Artesanal. ​

Al mismo tiempo, los talleres del programa de Bellas Artes y del programa de Artes y oficios se han mantenido como una opción cultural formativa para públicos cada vez más amplios, contando con espacios en el Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte, el Centro Universitario De las Artes y el propio Centro Cultural de las Fronteras, beneficiando en conjunto a 9,808 usuarios en este año, de los cuales 93% son usuarios externos. ​

Respecto al tema de las publicaciones, resalta el trabajo de los Comités Editoriales de nuestros Institutos, que se ha retomado en nuestro Consejo Editorial, para mejorar la presencia y reconocimiento de nuestros textos; expuestos localmente en la Feria de los Libros, de manera nacional en las ferias del Palacio de Minería y Guadalajara, e internacionalmente en la feria de Frankfurt.

 Así mismo, se estimuló la crítica literaria y el ensayo político con la entrega de los premios José Fuentes Mares y Guillermo Rousset Banda; el pensamiento de vanguardia en las cátedras patrimoniales, que contaron con la presencia de tres ganadores del premio Nobel; y con actividades de reafirmación de nuestra identidad cultural, como son, la Tradicional Fiesta Mexicana y Altares y Tumbas.​

El crecimiento de la Universidad requirió un apoyo institucional más eficiente y eficaz; un aspecto que representa esta maduración es la gestión de los recursos universitarios, que se caracterizó en este periodo por estar al servicio de las actividades académicas. ​

La disciplina en el ejercicio de los recursos públicos nos permitió reducir riesgos financieros, laborales y fiscales; la cultura de la legalidad, la mejora continua, la transparencia y la rendición de cuentas (promovidas por la oficina del Abogado General, la Contraloría General, la Dirección General de Servicios Administrativos y la Unidad de Transparencia) ya está arraigada en nuestra institución, y nos llevó a informar de manera regular y precisa al auditor externo, a la Secretaría de la Función Pública estatal, así como la Secretaría de la Función Pública Federal, además de atender puntualmente las revisiones periódicas y especiales de la Auditoría Superior del Estado y la Auditoría Superior de la Federación.

Por estos y otros logros administrativos, entre los que sobresale la atención al personal, los servicios médicos universitarios, las adquisiciones, el resguardo del patrimonio universitario, la vigilancia de las instalaciones, así como la contabilidad de los ingresos y egresos, se obtuvo en 2017 la acreditación institucional de los CIEES vigente hasta el año 2022.​

Es también importante informar el estado que guarda el fondo de pensiones y jubilaciones del personal académico de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

Al mes de septiembre de este año, tiene una reserva de $1,320 millones de pesos, con 1077 afiliados activos y cubriendo puntualmente 319 beneficios a pensionados, jubilados y beneficiarios. ​

Todo esto es resultado del cuidadoso trabajo realizado por el comité técnico del fondo, que aplicó un estricto cumplimiento del reglamento y que solicitó oportunamente las prácticas de estudios actuariales y auditorías anuales, lo que da certeza y seguridad de cumplimiento de las prestaciones sociales a nuestros académicos. ​

Finalmente, como se ha evidenciado, desde el inicio de esta administración se buscó brindar a la comunidad universitaria las mejores condiciones materiales para realizar sus diversas actividades. Este principio nos llevó a la revisión de los planes de estudios, a la capacitación docente, a la ampliación de los acervos y a la inversión en los salones, los laboratorios y los talleres. ​

Para mejorar e incrementar los espacios de docencia, desde 2014 se inició la remodelación de los edificios construidos en institutos durante los primeros 12 años de la Universidad, logrando hasta ahora intervenir en once de ellos, que ya están concluidos y en operación.  ​

En cuanto a nueva infraestructura, se construyeron siete edificios: uno para el posgrado y otro para cubículos en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración; dos en las divisiones multidisciplinarias de Nuevo Casas Grandes y en Cuauhtémoc; uno para talleres en el Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte y uno para laboratorios en Ciudad Universitaria. ​

Mención especial merecen la construcción de un edificio con 26 laboratorios para las prácticas académicas de estudiantes del Instituto de Ciencias Biomédicas, el edificio H1 que atiende por semestre 7,765 estudiantes y la compra y remodelación del edificio J1 con 11 laboratorios para el Instituto de Ingeniería y Tecnología, mismos que vienen a impactar directamente en la formación de nuestros estudiantes en situaciones realistas y con lo más novedoso de la tecnología aplicable a cada caso. ​

En total, durante los 6 años de esta administración se invirtieron $16 millones de pesos en acervos, $143 millones de pesos en equipamiento de laboratorios y $67 millones de pesos en licencias y equipo de cómputo, provenientes del Programa de Fortalecimiento a la Calidad Educativa de la SEP y de recursos propios.​

Aunado a eso, se remodeló la Biblioteca Otto Campbell y se construyó la Unidad Deportiva en Ciudad Universitaria (que incluye el gimnasio y la alberca climatizados construidos con una inversión de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte), en cuyas instalaciones realizan prácticas académicas los estudiantes de Nutrición, Entrenamiento Deportivo y Enfermería.

En beneficio de nuestro personal docente se renovaron las instalaciones de los Servicios Médicos Universitarios; para atender usuarios internos y externos se construyó el Centro de Evaluación Académica, así como el ya mencionado Centro Cultural de la Fronteras; y para mejorar la circulación y la seguridad de nuestra comunidad, se construyeron los estacionamientos de tres niveles en el Instituto de Ciencias Biomédicas y en el campus IADA/IIT.​

Podría continuar hablando de muchos de los otros logros que se han obtenido, pero ha llegado el momento de concluir este mensaje. No quiero perder la oportunidad de agradecerle a la comunidad universitaria y a la sociedad juarense su confianza y su respaldo. Comenzando con el alumnado y el profesorado, porque los aspectos sustanciales de la Universidad suceden, antes que nada, en el aula, en el laboratorio y en el taller, así como en las horas de preparación de clases y de estudio.​

Deseo agradecer al personal administrativo que cotidianamente brinda el apoyo y da soporte a las funciones sustantivas que, muchas veces, no se aprecia en su justa dimensión. Muchas gracias a los cuatro sindicatos por su actitud comprometida y responsable con la institución. ​

Agradezco también, y permítanme hacerlo en lenguaje incluyente, a las coordinadoras y coordinadores de programa, jefas y jefes de departamento académico, jefes de división y a los directores de los institutos, quienes han facilitado una mejoría en el trabajo académico y en la atención de las necesidades de alumnos y profesores. De la misma manera, a los secretarios general y académico, así como directoras, directores, coordinadoras y coordinadores generales, por su entrega y compañerismo. ​

Aprovecho para expresar mis mejores deseos para el maestro Juan Ignacio Camargo Nassar quien inicia hoy su rectorado. Estoy seguro que alcanzará los más altos logros académicos y sin duda atenderá con trabajo y dedicación los retos que nuestra institución, tiene por delante.​

Señor gobernador, gracias por su interés y apoyo incondicional que permitió a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez contribuir, con incremento de matrícula y egresados calificados, al logro de los objetivos del gran proyecto educativo de Chihuahua; Señor Subsecretario de Educación Superior le agradecemos a usted su orientación y respaldo permanentes a nuestra universidad, por favor transmita un agradecimiento a la Secretaria de Educación Pública.​

 También agradecemos a los organismos especializados en educación superior, CIEES, COPAES, CENEVAL, Y ANUIES, así como al Secretario General Ejecutivo por las atenciones brindadas a nuestra Universidad. ​

Abusando de su paciencia, agradezco a mi familia. A mi esposa Tita, mi nuera Frida, mi nieta María Isabela y a mis hijos Alberto y Ricardo. Muchas gracias por su apoyo incondicional. ​

Por último, quiero terminar con esta analogía: así como atestiguamos que los estudiantes van evolucionando hasta llegar al momento de su egreso, hoy todos nosotros debemos reconocer que no somos los mismos que comenzamos hace seis años. Al paso de este tiempo, podemos afirmar que nuestra Universidad cambió para bien y sigue simbolizando la más profunda promesa de una sociedad mejor, a través del acceso libre a la educación, al desarrollo de la ciencia y al disfrute de la cultura.​

Por una vida científica, por una ciencia vital.

¡Muchas gracias ¡

​ 

Rector Juan I. Camargo Nassar, mensaje en su Toma de Protesta


Aquí está la Universidad.

De frente y orgullosos de pertencer a esta gran comunidad que es Ciudad Juárez.

Como se puede apreciar, somos una institución en la que tenemos claro que nuestra prioridad es la educación superior con calidad.

Aquí, toda la dinámica, proyectos e intereses se valoran en la medida en que permiten consolidar la actividad académica, la investigación y la extensión, pero también sabemos que conceptos valiosos como institucionalidad, gobernanza y la democracia se logran a partir del respeto a la pluralidad de ideas.

Por eso cuando la UACJ convoca a la Unidad, lo hace como un llamado a construir desde la diversidad, sabeedores de que nuestro único compromiso es con la calidad académica y la formación integral de más de 30 mil jóvenes, que no sólo abarcan nuestra región, sino que hemos logrado llegar hasta otros confines de nuestro vasto estado como lo es Ciudad Cuauhtémoc y Nuevo Casas Grandes, donde pujantes extensiones dan muestra de la calidad educativa que distingue a nuestra institución, gracias al esfuerzo y trabajo de decenas de universitarios que nos antecedieron, valoramos su empeño para hacer de ésta, una mejor Universidad.

Señores ex rectores, gracias por su labor, dedicación y visión. Los universitarios reconocemos su trabajo.

Asumo como Rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez consciente del compromiso que hoy tomamos con inteligencia, dedicación y pasión para mantener los logros que sumamos entre todos. ​

Lo hago con la responsabilidad de propiciar sinergias que vuelvan posible atender nuevos retos; y juntos, diseñar y construir cada día una mejor Universidad para las nuevas generaciones de jóvenes.

Encabezo una Rectoría que se conducirá:

·  Con vocación universitaria

·  Que se distinga por la honestidad y transparencia en el manejo de los recursos.

·  Con el compromiso de generar esquemas de inclusión, equidad, responsabilidad social, pluralidad y donde la rendición de cuentas se dé, no sólo en el cumplimiento de la ley, sino además sea la norma cotidiana de cada universitario.

A partir de esta visión daremos contenido al Plan Institucional de Desarrollo 2018–2024.

Tendrá directrices muy claras: Una Universidad innovadora, ordenada, responsable, con acreditación en su calidad académica; una Institución con sentido humano, sensible a su entorno, que consolide el liderazgo que siempre ha tenido en la comunidad juarense.

Pero esto, sólo lo conseguiremos con trabajo colaborativo, interdisciplinario, con objetivos y metas claras y evaluables.

Encabezaremos una gestión por resultados. ​

Por ello, tendré especial interés en hacer realidad una propuesta reiterada por la comunidad universitaria. ​

Me interesa mucho que esto nos quede claro:

"La esencia de la UACJ está en su dinámica académica, por lo tanto, que la administración central se entienda como una estructura de apoyo a la docencia, la investigación y extensión".​

Ante esta demanda, nos ocuparemos entonces de laborar bajo esquemas funcionales, eficientes, pero amigables. Simplificaremos los procesos administrativos, impulsaremos el uso y la aplicación de tecnología, pero no olvidaremos que deberá ir acompañada de la divisa que deberá ser norma en nuestra administración: Servir y facilitar.

En esto y en cada una de nuestras acciones pondremos la calidad como marca que nos distinga.  Amabilidad, calidez, eficacia y eficencia deberán ser lo que nos guíe, pues no concebimos la administración universitaria de otra manera.

Cada una de las acciones, el manejo de recursos y las gestiones institucionales tendrán este propósito: "Ofrecer a la comunidad juarense una oferta educativa de gran calidad; con programas acreditados y reconocidos nacional y ahora también internacionalmente, que será sin duda, el gran reto a desarrollar en los próximos años. 

En igual importancia, nos ocuparemos porque sea una educación formativa que propicie saberes significativos en la comunidad estudiantil, que les permitan desarrollar competencias para la vida profesional y adopten valores que los distingan como personas.  

Queremos, que al egresar de la UACJ sean líderes y autores de historias de éxito.​

Como Universidad pública, tenemos clara la importancia de cumplir referentes de calidad y cobertura en la oferta de educación superior y nada nos detendrá para conseguirlo.

Al mismo tiempo, la UACJ toma su lugar en la evolución social, política y económica; seremos parte proactiva en la propuesta para diseñar y concertar políticas públicas con las autoridades municipales, estatales y federales, cuando el llamado sea para construir una mejor ciudad, un mejor estado, un mejor país.​

Universitarios, Juarenses:

Desde aquí, hago un llamado a que veamos a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez como el mayor valor de la ciudad y la región, pues la Universidad, no es sólo edificios, sistemas, aulas, laboratorios o estadísticas.

Somos el espacio donde se forman almas y se templa el espíritu de los futuros ciudadanos de este país, que, a la vez, son parte de la ilusión y el proyecto de miles de familias.

En cada nuevo profesionista vemos una nueva esperanza para nuestra ciudad, porque los universitarios transformamos entornos.​​

Convoco también a las agrupaciones sociales, a empresarios, a las familias, a las autoridades e instancias de gobierno para que cada quien, desde su diversidad y circunstancia, se sume a un ejercicio colaborativo en el que daremos contenido a una nueva propuesta para redimensionar la misión y visión de nuestra institución, que iniciaremos de inmediato y que llamaremos: UACJ Visión 2040.

Porque tenemos conciencia que el futuro, se construye hoy.

Hago un llamado pues, para que juntos, logremos provocar escenarios, generar tendencias y así garantizar la calidad en la educación superior para muchas generaciones más.

De ese tamaño es el desafío, de esa dimensión es el compromiso. ​​

 

 

Honorable Consejo Universitario:

Iniciamos hoy una nueva etapa en la historia de nuestra Universidad.

-  Que el sello UACJ sea siempre la calidad académica, la transparencia y la rendición de cuentas.

-  Que valores como la honestidad y la eficiencia distingan a nuestra persona y a la actividad académica y administrativa que desempeñemos.

-  Que entendamos nuestro papel en la educación superior como la tarea de formar creadores…. personas que elijan ser y estar mejor.

-  Que llevemos los productos de la investigación, de la creación artística y las actividades de extensión a los hogares de los juarenses.

-  Que la UACJ se viva en las calles y que cada quien se sienta parte porque la Universidad es de todos, de todas

-  Que mantengamos la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez como el espacio en el que se acreditan saberes, que trascienden las aulas y que cambian vidas, que transforman personas. Saberes que aportan esquemas de convivencia y de armonía.​

Asumo el cargo de Rector como el más alto honor al que un universitario aspira.

Lo acepto con la humildad y seriedad que el caso amerita y anuncio, de cara a la sociedad juarense, que dedicaré todo mi esfuerzo, talento e inteligencia para hacer de ésta, una mejor Universidad.

Los actuales, son tiempos de cambio y así lo tomo. Tiempos de retos, pero también de oportunidades. ​

Reitero desde aquí mi compromiso con las autoridades de los distintos órdenes de gobierno para trabajar unidos en pro de ese bien superior, que somos los juarenses.

Porque la Universidad unida es fuerte, pero cuando la Universidad crece junto con la comunidad es superior.

Esto y más será la UACJ.           

No puedo concluir sin hacer un reconocimiento a la labor realizada por el Licenciado Ricardo Duarte Jáquez durante su gestión como rector de esta Universidad.

Recibo de él y su equipo una institución en pleno proceso de consolidación y mejora permanente, con grandes logros en lo académico. Destaco su ejemplo como buen ser humano y como Universitario.

Por último, quiero aprovechar la oportunidad para agradecer, a mi familia, a mi esposa, a mis hijos por todo el amor y apoyo que de manera incondicional me han brindado en mi caminar por esta Institución que tanto amo y a la que tanto le debo.

A mis hermanos y hermanas por su ejemplo, solidaridad y apoyo.

A mis amigos, a mis alumnos y alumnas, a mis compañeras y compañeros Universitarios gracias por la confianza que en mi han depositado.

Vayamos juntos en Unidad, a construir la Universidad del futuro la Universidad que Ciudad Juárez y Chihuahua merecen.

            Una Universidad a la altura de nuestro México. ​

            "POR UNA VIDA CIENTÍFICA, POR UNA CIENCIA VITAL".​

Fecha de actualización 12/10/2018 12:40