SharePoint

Disidencias

​​

Disidencias actuales en la Iglesia Católica

 

A raíz de la celebración del Concilio Vaticano II (1962-1965) por la Iglesia Católica, numerosos clérigos y laicos mostraron su inconformidad ante la tendencia aperturista de dicho concilio y algunas de sus reformas y conclusiones que a juicio de los disidentes traicionaban principios importantes de la fe tradicional.

Las posturas de rechazo al concilio fueron dando lugar poco a poco a grupos organizados muy diversos, que fueron considerados por la Iglesia oficial como disidentes o cismáticos y por ellos mismos como el reducto donde se conservaba la verdadera fe. Esos grupos, dentro de su gran diversidad, se pueden agrupar en dos grandes tendencias:

Los más radicales o “sedevacantistas”, que consideran que la Sede de Pedro o diócesis de Roma, centro de la unidad de la Iglesia, cuya cabeza es el papa, dejó de ser ocupada legítimamente a partir de la muerte de Pío XII (1958), y que por lo tanto los papas posteriores son espurios y la Santa Sede está vacante. Un grupo representante de esta tendencia, que está presente en Chihuahua, es el de la Sociedad sacerdotal Trento, conformada por los seguidores del obispo Moisés Carmona.

La otra tendencia, menos radical pero también sin plena comunión con la Sede de Roma, es la de los que consideran que los papas del Concilio Vaticano II y de la época posconciliar, han caído en graves desviaciones, pero que se pueden considerar como legítimos, por lo cual los defensores de esta idea  siguen un régimen aparte esperando pacientemente a que las cosas se vuelvan a corregir. El grupo más representativo de esta tendencia es el de la Sociedad Sacerdotal San Pío X, popularmente conocidos como lefebvristas, presentes también en Chihuahua.

A todos estos grupos se les conoce generalmente con el calificativo de “tradicionalistas”, pero hay que aclarar que no todos los tradicionalistas están separados de Roma, pues algunos grupos, acogiéndose al decreto Ecclesia Dei, promulgado por el papa Juan Pablo II, practican el rito antiguo de la Misa y conservan muchas otras prácticas y disciplinas anteriores al Concilio Vaticano II y se mantienen en comunión con la Sede de Roma.

Fecha de actualización 13/02/2015 14:01